HIPOCRESÍA CRISTIANA y Creyentes incrédulos

Se nos ha enseñado que leer la Biblia nos acerca a Dios, se nos ha enseñado que orar es hablar con Dios, se nos ha enseñado si buscamos a Dios en espíritu y verdad, él está con nosotros. Se nos ha enseñado que la fe es por el oír la palabra de Dios y sin fe es imposible agradar a Dios. También se nos ha enseñado que sin santidad nadie verá al Señor. Estos son algunos de los textos bíblicos que hemos aprendido de la Palabra inspirada por Dios, La Biblia.

La pregunta del millón es la siguiente: si todos recibimos esa misma palabra ¿por qué hay entre el pueblo escogido de Dios incrédulos y hasta hipócritas cristianos, que dicen conocer a Dios pero sus acciones y aptitudes reflejan todo lo contrario?

La respuesta a esta gran realidad de los hombres y mujeres de este tiempo la enmarcaremos en tres frases: Su corazón sigue siendo pagano, su caminar está infectado de  demonios y su alma no es libre porque sigue atado al pasado, aunque muchos de ellos se llamen cristianos no lo son.

Imagen

La incredulidad es un mal endémico que pasa de padres a hijos, se trasmite entre maestros a estudiantes, y entre los mismos estudiantes, es por eso la forma mediocre de vivir y pensar de los jóvenes de este tiempo. La luz de Cristo no está en ellos, el ego es su dios, y la hipocresía es su forma  manifestar quién vive en ellos.

Una cosa es tener conocimiento de la Biblia, y otra es tenerla en el corazón.  Por lo general buscamos a Dios por alguna necesidad ya sea personal o familiar o hasta para que nos ayude a tener buenos resultados en nuestros estudios, trabajo y al enamorar al sexo opuesto, los más hipócritas solicitan bienes materiales al Todopoderoso como auto, casa, viajes, o cuantas locuras se le ocurra. Dios no trabaja por interés de quienes lo buscan. Dios da respuesta a quienes desinteresadamente se entregan a él y confían en él.


La incredulidad es un mal endémico que pasa de padres a hijos, se trasmite entre maestros a estudiantes, y entre los mismos estudiantes, es por eso la forma mediocre de vivir y pensar de los jóvenes de este tiempo. La luz de Cristo no está en ellos, el ego es su dios, y la hipocresía es su forma  manifestar quién vive en ellos.

Una cosa es tener conocimiento de la Biblia, y otra es tenerla en el corazón.  Por lo general buscamos a Dios por alguna necesidad ya sea personal o familiar o hasta para que nos ayude a tener buenos resultados en nuestros estudios, trabajo y al enamorar al sexo opuesto, los más hipócritas solicitan bienes materiales al Todopoderoso como auto, casa, viajes, o cuantas locuras se le ocurra. Dios no trabaja por interés de quienes lo buscan. Dios da respuesta a quienes desinteresadamente se entregan a él y confían en él.

Quiero decirte algo: Dios Todopoderoso cuando promete algo lo cumple…La Palabra de Dios es clara y precisa: “Busca el reino de Dios y su justicia y Todo lo demás será añadido” Hoy preferimos buscar las añadiduras primero que el reino de Dios. Lo estamos haciendo a la inversa de lo que dice la Palabra de Dios y es por eso que no recibimos lo que pedimos y andamos de tumbo en tumbo. Toda acción tiene una reacción en el mundo terrenal, igual pasa en el mundo espiritual, porque lo que se ve es producto de lo que no se ve. ¿Qué significa esto? Sencillo y concreta es la respuesta: Lo estamos haciendo al revés y eso no le agrada a Dios “Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche. Cuando digan <<Paz y seguridad>>, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina como los dolores de mujer de parto y no escaparán” 1Tesalonicenses 5:2-3 Dios no puede ser burlado, mejor es que no me hubieras conocido dice la propia Palabra inspirada por él.

No basta con decir creo, no basta con repetir varias veces creo…mira, el diablo cree en Dios y tiempla y hasta le obedece, pero tú de seguro solo dices creo en Dios, pero ni le obedeces, ni pones en tú corazón la palabra inspirada por Dios.

Imagen

A Dios no le agrada los hipócritas, la Biblia dice claramente: Los vomita, creo que tú no quieres cosechar de lo que estás sembrando en tu vida, por lo que requieres un cambio radical a tu forma de actuar y de vivir ante los ojos de Dios.

Has llegado hasta aquí porque es el mismo Dios que quiere ver frutos en tu vida. No te resistas más a Dios, no mires lo que haces, no mires lo que hace tus padres ni tus amigos, mira al que te da una nueva oportunidad de respirar hasta hoy, tal vez mañana ya no lo puedas hacer, creo que es Dios de la oportunidad que quiere tener una nueva experiencia contigo. Si lo rechazas, él te rechaza, y de seguro todo ese conocimiento que hay en tu cerebro de nada servirá porque es como alar la cadena de un baño… se va y se pierde hasta llegar a las profundidades del mar donde está el leviatán y allí permanecerás tú y tu soberbia hipócrita, y tu ignorancia incrédula.

Jesús dijo: “Otra vez os digo que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren,
les será hecho por mi Padre que está en los cielos” Mateo18: 19

Qué esperas… date la oportunidad que Dios ya está dispuesto a dártela.

Ni el propio Dios ni el director de Panamae.com puede dártela, Sólo en ti está la decisión.

Por último, no basta con decir amén que en realidad se nos ha enseñado que significa así sea, es una mala práctica, la palabra amén significa realmente así será y será es futuro no hoy. Quieres que tu futuro sea renovado, entonces amén es la forma de expresión correcta.

TOMA LA DECISIÓN DE CAMBIAR, y espera un milagro en tu vida….

About these ads

8 pensamientos en “HIPOCRESÍA CRISTIANA y Creyentes incrédulos

  1. Juan Guedes dice:

    Muchas gracias por este post. Me recuerda a las palabras de nuestro Señor Jesucristo ” … niéguese a si mismo, tome su cruz y sígame… ”
    Negarse a uno mismo, es ni más ni menos que aceptar la supremacía de Él, sobre y en nuestras vidas , pero en todos los aspectos humanos y espirituales, porque entonces de poco o nada nos aprovechará este conocimiento. Es dejar de ser ” yo ” para que sea ” Él ” en cada uno Nosostros y someter a Él cada uno de los aspectos de nuestra vida; el ” yo ” en todos sus aspectos e interpretaciones, tanto físicas como espirituales, desde el pensamiento hasta el caminar diario.
    Dios les bendiga y gracias de nuevo.

  2. cristy dice:

    este post, me ayuda a renovarme y a reflexionar !!! pense en gente cristiana que me ha lastimado, pero, si tengo a DIos en mi corazon debo perdonarlos y buscarlos aunque ellos no lo hagan debo de dar testimonio de mi fe y amor a Dios con mis buenos actos

  3. Daniela Esperanza dice:

    Gracias por darme una explicacion mas clara de la palabra hipocrita y de darme un conocimiento mas de la biblia

  4. Ismael dice:

    ¡Hola! He vivido, en carne propia, una experiencia, extremadamente, perturbadora. Se trata de una persona, a la que llamaré Max. Max se autodenomina evangelizador pero no practicante del Evangelio. Él cree en la Palabra y teme a Dios, pero ha decidido, voluntariamente, no cumplirla y no obedecerle. Esto, de por sí, ya, es escalofriante. Max sabe, que, la Palabra, menciona casos de evangelizadores, que anuncian pero no practican el cristianismo, lo cual no es óbice, para que, el Espíritu Santo, actúe a través de aquéllos, conviertiendo almas y embanderado fieles. Max optó, conscientemente, por rechazar la disciplina divina. No obstante no lo admite, sospecho, que, él, bien sabe, que es un condenado. Él ama ver pornografía y usar, recreativamente, la facultad procreativa; si bien es muy selectivo en esto. Ha llegado al extremo, que participa en orgías y hasta invita, a otros, a organizar una. Incluso acepta, a quienes le imponen prácticas homosexuales, y hasta las solicita. Está comprometido con una mujer excelente, con la cual quiere casarse. Además es padre de un hijo, de una anterior relación, la cual acabó. Esto me atemoriza muchísimo pero más, desde que me pidió, que tenga sexo con él. Esto aconteció antes, de que, con Max, llegáramos al acuerdo de consagrar nuestras vidas, al Señor. Cada uno sería el apoyo del otro. Predicaríamos la Palabra. Juntaríamos adherentes, para fundar un centro de drogodesintoxicación. Max demuestra profundos conocimientos bíblicos. Es capaz de recitar párrafos enteros, los cuales interpreta guiado por el Espíritu Santo. Si no fuese así, no podría afirmar, que, Jesucristo, es el Hijo. Su celo evangélico es loable. No teme herir los oídos, predicando un Evangelio Difícil, que manda “sufrir la conversión”, incluso, hasta la muerte. Max posee don de elocuencia. Mira fijamente, a los ojos. Sostiene la mirada. Inspira confianza. En todo, se parece a un predicador carismático. Es inteligente; sabe ahondar conceptos. Es creativo; varía los enfoques. Es excelente conocedor de las personas. Domina la técnica vocal. Vocaliza voz de locución. Matiza tonos, ritmos, coloraturas, intensidades y cadencias. Transmite emociones. No pierde la calma. Su fluidez verbal puede mantenerse, indefinidamente, en caso que halle un oyente atento. Es bilingüe. Empero se ha excitado, sexualmente, conmigo. Además avanzó más allá, porque me pidió sostener una relación homosexual. Ante mi negativa, fue más lejos. Me expresó, que se conformaría, con que penetrase su espacio íntimo, abrazándolo y dejándome abrazar por él. Se animó a poner una película pornográfica, en mi casa. Silenció el sonido, porque se lo pedí. Yo ni siquiera miré en la dirección de la pantalla. Lo dejé solo. Comenzó a tocarse los genitales aunque discimuladamente, teniendo la ropa puesta. Acepté todo esto, porque tenía la esperanza, que, Max, se arrepintiera, confesara y se convirtiera. Noté pero no estoy seguro, que, Max, me quiso tentar por varias vías. ¿Apeló a mi curiosidad, diciéndome, que, él, nunca, hubiera pensado, que le iría a gustar tanto? ¿Apeló a la compasión? ¿Apeló a halagar mi concupiscencia, diciéndome, que era sexy, era hermoso, era masculino, era inteligente, era deseable por mujeres como por varones hetero y homosexuales, era único, etcétera? ¿Apeló a la insistencia? ¿Apeló a la paciencia? ¿Apeló a ganar por cansancio? ¿Apeló, a que pasaran las horas? Luego de 12 horas, le pedí, que se marchara. Como no quería, lo amenacé, amablemente, con que llamaría a la policía. Las últimas palabras, que le dije, fueron: “¿Querés convertirte? Oremos juntos, a Dios”. Max se negó rotundamente, argumentando, que no quería renunciar a sus placeres prohibidos. Max es usado por Dios, para el plan divino. Dios tiene esperanzas, que, Max, se convierta. Mientras tanto, yo, debo alejarme, para siempre, de Max. Quien escuche a Max, predicando, dirá, que, él, es un hipócrita. Max es, exactamente, lo opuesto. Los hipócritas son interesados. Él busca salvar almas, “desinteresadamente”. Irá al Infierno y lo sabe, y no le importa; al menos, no tanto, como satisfacer sus placeres prohibidos. Sin embargo anhela, que, otros, no se condenen, como él.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s