Pensamientos

Los perdedores fijan su mirada en lo que están atravesando, mientras que los triunfadores, ponen su mirada hacia dónde están yendo. ¿Y tú hacia donde miras?
Los pensamientos es el nido de un milagro, sin embargo, la adversidad es el nido que casi siempre nos direge hacia los pecados, por lo que debemos enfocar mejor nuestros pensamientos y así tener acceso a las bendiciones del Todopoderoso. Tal vez te estarás diciendo: Qué facil es decirlo y qué difícil es hacerlo. Es cierto, pero si tus pensamientos están encaminado hacia lo bueno, lo que recibirás será más cosas buenas provenientes de Dios que del maligno. Recibirás visiones y estrategias hacia las cosas que le agradan a Dios, disminuyendo así la ira de Dios por tu pasado.
Siempre me he dicho: los pensamiento es como una cuna, se mueve hacia la derecha y hacia la izquierda, hacia adelante y hacia atras, pero somos nosotros los que debemos tener el control de ellos, para que siempre sean de bendición y nunca más de maldición.
Los pensamientos los he dividido en tres tipos: Buenos, medicres y malos. Los dos últimos no le agradan a Dios, por lo que debemos quitarlos y eliminarlos de nosotros, amenos que deseemos agradar al enemigo de Dios- el diablo – por lo cual Dios nos vomita y eso si que trae muchos problemas a nuestras vidas.
Tal vez te preguntes: ¿Cómo agradar a Dios con mis pensamientos? Te contestaré con la Palabra de Dios: “La mente del bueno está llena de pensamientos honorables; el malo tiene la cabeza llena de engaños” Proverbios 12:5 “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es la persona…” Proverbios 23:7
LOS PENSAMIENTOS, son controlables por nosotros mismos. Somos nosotros los que lo dirigimos hacia el lado de la balanza que deseamos. Si lo inclinas hacia la derecha, de seguro, prosperidad y riquezas te seguirán, lo contrario o sea a la izquierda, calamidad, dolor, desesperanzas, tragedias y hasta la muerte te seguirán. Dios quiere que nuestros pensamientos sean de bien para que podamos recibir de sus grandes bendiciones y pensamientos que él tiene para nosotros.