Querer no es lo mismo que Amar

Quiero decirte que hay una gran diferencia entre AMAR y QUERER.
querer no es lo mismo que amarLa primera, AMAR, sale de lo profundo del corazón, la Biblia dice: “De la abundancia del Corazón habla la boca” Mateo 12:34.
El salmo 97:10 nos trae una gran lección para los hombres, mujeres, jóvenes de hoy, y dice así: “Los queAMAN a Jehová su Dios, aborrecen el mal” Hoy día se ama más la maldad que a Dios, hoy día los padres no son ejemplos para sus hijos demostrando con hechos que Dios no está en sus corazones, pero en cambio piden respeto a sus semejantes, a sus parejas y hasta de los hijos.

Si no respetamos nuestro propio cuerpo– ensuciándolo con licor, cigarrillo, mujeres, otros hombres que no son nuestros esposos, con injurias, mentiras y cuanto pecado hay, menos respetaremos a Dios
QUE NO LO VEMOS/span> y que nosAMA TANTO que hasta dio a suHIJO en muerte de cruz para que nosotros los humanos alcanzáramos misericordia y vida eterna.
Otros pasajes bíblicos referente al amor lo puedes encontrar en: Proverbios 12: 1. Jeremías 31:3, Marcos 12: 30, Lucas 6:35, este te lo dejo para que medites su contenido y te mires en el espejo de él: Juan 14:15
QUERER, el diccionario lo define como: Tener el deseo, la voluntad o la intención de hacer o conseguir una cosa, Sentir afecto, cariño o deseo hacia una persona o cosa, Tener voluntad o determinación de obtener [alguna cosa] para sí o para otro; desear, pretender, procurar.

quererQUERER es una acción, que se hace por decisión voluntaria de la persona, no es un compromiso, he allí la primera diferencia entre AMAR y QUERER.
Quiero decirle que usted puede querer una persona pero no
AMARLA
, usted puede querer ALGO, porque es un deseo…que puede ser provocado por una necesidad personal, una seguridad de futuro para usted y sus hijos por ejemplo, pero eso no es AMAR.
AMAR
, no significa querer ni desear, que quede muy claro estos conceptos ya que servirán de base para lo que viene ahora.
Esta es una historia verídica entre una pareja que omitiremos sus nombres por respeto a sus hijos, basamos este hecho en los siguientes textos bíblicos: “AMARÁS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO” Estas mismas palabras se encuentran en la Biblia en: Mateo 19: 19; 22:39; Marcos 12:31; Romano 13: 9; Gálatas 5:4; Santiago 2: 8 y en el viejo Testamento lo encuentras textualmente en Levítico 19:18
Ahora te pregunto: ¿Si tú no te amas a ti mismo? De seguro no puedes amar a nadir, cuando deseas constantemente morir o dices constantemente me quiero morir, estás diciéndole a Dios, tú no tienes poder sobre mi vida y no la deseo más. Desear la muerte a uno mismo o a otro semejante es apartarse de todos los principios bíblicos y de Jesús que es vida y vida en abundancia, es desechar el sacrificio que hizo el Rey de Reyes por el que lo dice y piensa, ya que lo que se ve dice la palabra inspirada por Dios es producto de lo que no se ve.

Quiero decirte, no importa si eres religioso o no, si asistes a una iglesia o no, Dios no escudriña iglesia ni templo hecho por mano de hombre, él mira Tú Corazón y eso es lo que cuenta para él. Ahora te recuerdo: Tú eres Templo del espíritu Santo, si lo ensucias en sucias la casa de Dios y eso siempre trae la ira del Señor a quienes lo hacen.
Esta es la historia para que la analices y te mires en ese espejo por si tienes algo que corregir en tu diario vivir:
Esta era una pareja casada con dos hijos, una de 9 años y otro de 7 años, el esposo siempre le reclamaba a la señora que porqué ella nunca le decía que lo amaba mientras que él siempre se lo decía y hasta los hijos menores se reían de su padre. Ella respondía que ella lo quería y que le había dado dos hijos, pero el esposo no estaba conforme con la respuesta y muchas veces se lo reclamaba a su señora. Ella una mujer de carácter fuerte, de buena familia, muy trabajadora pero en ocasiones se disgustaba con sus hermanas que eran muchas y salía llorando y decía constantemente que se quería morir.
En una ocasión una de sus hermanas adultas le dio con un garrote al hijo menor de la pareja en la cabeza, ya el esposo había tenido ciertas dificultad con su cuñada, la amenazó de muerte por ese hecho y la esposa lo que hizo fue robarse a los hijos y trasladarlos a EEUU con complicidad de gran parte de su familia.
El padre desolado acudió a las autoridades civiles de su país y al consulado de EEUU en Panamá, y como Panamá no tenía para esa época extradición de menores ya que los soldados de EEUU acostumbraban para ese entonces- 1990-93- llevarse a los hijos sin autorización de las autoridades Panameñas.

En el consulado de EEUU, le explicaron al padre de los menores, que lo único que podían hacer era extraditar a la madre de sus hijos, detener a una de las hermanas que era ya ciudadana Norteamérica y a la otra hermana deportarla por violar las leyes de ese país por obtener papeles ilegales por medio de matrimonio de conveniencia, pero los niños se tenían que quedar en EEUU, bajo la custodia del gobierno americano. El padre no firmó el acuerdo y prefirió dejarlo a su madre, sin embargo, el cónsul de esa época de EEUU le dijo al padre que si enviaba dinero a la madre para la mantención de sus hijos menores, lo acusarían de complicidad y no podría entrar a los EEUU por violar las leyes del país.
Este es el panorama, han pasado 17 años el padre no ha visto más a sus hijos, la niña se casó en EEUU, y el varoncito ya es de 24 años, nunca ninguno de ellos se han comunicado con su padre en Panamá. El Padre hoy es evangélico Temeroso de Dios y desde que se fueron ora por sus hijos y para que el corazón de piedra de la madre de sus hijos se convierta en un corazón de carne y así el poder del Espíritu Santo sea con sus hijos y con la madre de ellos.
Aterrador panorama, violación de leyes terrenales por parte de los imputados tanto en Panamá como en EEUU.

Una historia parecida se dio en los tiempos bíblicos con el Rey Salomón, hijo de David, en el caso de las dos madres, una mató a su hijo mientras dormía y lo cambió con la otra, Salomón al ir a su presencia las dos mujeres a reclamar a su vástago, la que no era madre verdadera, le dijo al Rey que lo partiera en dos un pedazo para cada una, mientras que la verdadera llorosa contestó al Rey déselo a ella. La sabiduría de Salomón entonces se lo entregó a la verdadera madre.
En estos tiempos se observa con mucha frecuencia las iglesias abarrotadas de gente, pero se ha preguntado: ¿Está Dios en sus corazones? Si robamos lo que decimos que amamos, en forma violenta y violamos las leyes terrenales de dos países ¿Cuánto más no violaremos las leyes y las normas de Dios que no la vemos?

querer1 Tres cosas importantes: Amar no es lo mismo que querer. los animales se quieren, se desean pero no se aman entre ellos, eso es la diferencia entre el espíritu que nos regaló Dios para discernir entre un ser humano y los animales a menos que te consideres que desciendes del mono y aun así, Tienes un pastor aunque no seas de los escogidos del Señor para guiarte hacia él.
Querer es sinónimode idolatría, pecado y desordenes espirituales heredados de nuestros padres y aun más, los hijos los heredan hasta la tercera y cuarta generación dice la Biblia. Tercero: Rectificar y perdonar trae soluciones a nuestras vidas ante Dios. ¿A quién quiere usted agradar A Dios o al diablo?