El Termómetro de Dios

Termómetro de DiosSiempre te has preguntado ¿para qué sirve el Termómetro? Tal vez al usarlo te has dado cuenta que sólo se usa cuando tenemos temperatura alta, o sea alguna infección, malestar corporal que nos produce fiebre y altas temperaturas arriba de lo normal. Estas muchas veces se curan con antibióticos e inyecciones, pero de seguro siempre dejan secuelas por varios días y hasta meses que si no nos cuidamos recaemos y la situación se hace peor que al inicio.

El termómetro de Dios es diferente, nos previene de una intoxicación espiritual que a la postre contamina el cuerpo y todo nuestro ser. Veamos lo que dice 1 Corintios 15: 33 para iniciar: “No os engañéis “Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres”
Lo primero que nos muestra la palabra de Dios es. No os engañéis, esa palabra no es dirigida a una tercera persona sino para ti y para mí, somos nosotros los que abrimos puertas al enemigo de Dios y así corromper el templo del Espíritu Santo que somos tú y yo. Esa primera advertencia de parte del Dios que nos ama es para que mantengamos nuestra boca cerrada y nuestros pensamientos enmarcados en la palabra de Dios y no en las cosas que con frecuencia vemos y que nos parecen buenas pero que a la postre son caminos de perdición.

Dios siempre tiene un propósito con su creación, propósito de bien y no de mal, somos nosotros su creación que no tomamos en cuenta a Dios en nuestro diario caminar. Por ejemplo: nos metemos en deudas voluntariamente y después cuando no podemos pagarla pedimos oración para que Dios nos escuche. Quiero decirte sinceramente, Dios no puede escuchar lo que él no ha autorizado. Otro ejemplo: vamos al templo, y nuestros hijos están haciendo cosas que no le agradan a Dios fuera de él, mientras otro están jugando con su celular mientras todos los demás están adorando al que vive para siempre, cuando eso ocurre a Dios le desagrada tus alabanzas y tu adoración porque el sacerdocio que él te encomendó inicia en tu propia casa. Duele oír estas cosas pero sabes que es para que No te engañéis.
Veamos que significa para Dios “Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” Tácitamente pareciera explicable, pero Dios es Espíritu y siempre habla diferente a sus escogidos o sea a ti y a mí. La mejor forma de dar a conocer esto es con un ejemplo, veamos un ejemplo bíblico que está en Oseas 9 y 10, por favor léalo porque Dios le hablará a su ser.

Aquí tiene la respuesta de Dios cuando lo que sale de nuestra boca corrompe las buenas costumbres: Lea Joel 2: 12-13

El Termómetro de Dios se maneja totalmente diferente a los mostrados por los termómetros que estamos acostumbrados a ver y usar. La mejor forma de obtener una buena dosis de bendiciones con el termómetro de Dios es haciendo clic aquí
Te bendecimos en el nombre de Jesús
Juan Quintero/ Director de Panamae.com
El portal que transforma Vidas alrededor del mundo

Anuncios