Rompiendo la Simetría de Dios

ROMPIENDO LA SIMETRÍA DE DIOS
Simetría: “Armonía, equilibrio
Cuando rompemos la simetría de Dios, todo se convierte en desastre. La causa: la desobediencia, la cual a su vez produce ineptitud, arrogancia, soberbia y poco importa. Nuestros pueblos han vivido y continúan cometiendo esos errores que no solo traen maldiciones, ruinas y pobreza extrema, sino abundante desempleo que se traduce en miseria, y hambre en toda la humanidad. Desobedeccer a Dios es muerte dice la Biblia.
La más frecuente consecuencia es el mal uso de los recursos financieros, que Dios pone en nuestras manos que se desvanece como si estuviera en saco roto, no aprendemos de los errores de nuestros padres y mucho menos de lo que dice la Biblia para cambiar nuestras actitudes, no aprendemos de los errores y el hambre de otros países para aprender a guardar un poco de lo que por su misericordia el Todopoderoso nos permite obtener con nuestras manos.
No aprendemos a someternos y respetas las leyes de nuestros países ni a nuestros semegantes… bueno… ¿Cómo entonces no someteremos a Dios que no lo vemos?
Eh! allí el primer error de nuestros pueblos y de nosotros mismos: falta de sabiduría para administrar los bienes y recursos con la inteligencia de Dios.

Mientras no aprendamos a administrar lo que Dios pone en nuestras manos no pretenda que él dueño del oro y la plata va a darle más, ya que no ha aprendido con lo poco, mucho menos con lo mucho, recuerde Dios no puede ser burlado, el no puede negar lo que está escrito en la Biblia: “Si eres fiel en lo poco serás fiel en lo mucho” “Si le robas a los humanos que ves, cuanto más a Dios que no lo vez” “Si le mientes y engañas a los que ves cuanto más a Dios que no le ves”

Sin embargo, dices creer en Dios, pero constantemente lo estás desobedeciendo. ¿Crees que Dios vive realmente en ti? Nadie puede contestar esa pregunta por ti, solo tú tienes la respuesta.
Te sugiero si este es tú caso, que te pongas a cuenta con Dios, porque mañana puede ser demasiado tarde.

Dios ofrece oportunidades al que le escucha en diferentes áreas de nuestras vidas. Usó hasta un burro para hablarle a su pueblo, no va a usar este instrumento para dirigirse a su creación dura de cerviz. La decisión es tuya, la puerta de Dios está abierta para los que desean entrar y aceptarlo como su Señor y salvador, nadie puede cerrar esa puerta, no existe poder sobre la tierra para cerrarla, solo tú puedes tomar la decisión de que se cierre o permanezca abierta para tu vida.

Si decides que permanezca abierta, como estoy seguro que así es, dile a Dios lo siguiente:
Tal como soy vengo a ti, te pido perdón por todos mis pecados, errores y negligencias, me arrepiento de todos ellos, te necesito Jesús en mi vida, ayúdame a no caer tanto, muéstrame el camino de la rectificación económica, financiera y personal. También múestrame una iglesia donde se hable de tu Palabra bendita sin restricciones ni dogmas humanos. Gracias por ayudarme Señor Jesús.

Juan Quintero
Director de http://www.panamae.com
El portal panameño que transforma Vidas al rededor del mundo.

Santidad y fe

Santidad y Fe, dos cosas de la que poco se habla en nuestros días

El siglo 21 se ha caracterizado por la rapidez en que queremos las cosas.
Queremos hijos rápidos, queremos dinero rápido, comemos rápido, manejamos rápido, queremos un apartamento o casa rápido, nuestros hijos quieren ropa de marca rápido, nuestras esposas quieren vestirse a la ultima moda rápido…en fin…todo lo queremos rápido, y hasta más rápido. Esta es la característica principal de los primeros años del siglo XXI, pero hay algo que no buscamos con rapidez sino que nos alejamos con rapidez y es de Jesús, el que murió por ti, por mí y por todo el mundo. Jesús, El que hasta este momento tiene sus manos extendidas para que con rapidez corramos hacia él porque nos ama mucho más de lo que tú te amas actualmente. Hay un dicho muy popular: “No podemos dar nada, que no este primero en nosotros. Entre esas cosas están: el amor, el dar a otro, sacrificarnos por otro…, pero sobre todo compartir de Cristo en nuestras vidas.

Este tétrico panorama de nuestros días se debe a dos cosas: UNO: la falta de Fe de los hombres y mujeres de este tiempo y DOS, la falta de vivir en Santidad ante los ojos de Dios. Sin FE… es imposible agradar a Dios y sin Santidad… no se entra al reino de los cielos, y agrego: No se verá al Creador de los cielos y la tierra.

De seguro te preguntarás: ¿Cuál es el génesis de este asunto? Vallamos entonces a la palabra de Dios y descubramos lo que dice las escrituras inspiradas por Dios:
1.La falta de conocimiento de la palabra de Dios (Deuteronomio 11:18 y 30:14)
2.La falta de amor a Dios (Juan 14: 24, 25)
3.La falta de perdón entre nosotros mismos (Mateo 6: 14, 15)
4.La paga del pecado es muerte (Romano 6: 23)
5.La forma como nos presentamos a Dios (2 Timoteo 2:15,16)

Estos cinco puntos son las bases fundamentales del fracaso, de los errores y la forma ineficiente de conducirnos ante los ojos de Dios. La Biblia dice: “Lo que se ve, es producto de lo que no se ve” lo que significa que la forma de conducir nuestras vidas diariamente esta siendo manejada por lo que está dentro de nuestro corazón (De la abundancia del corazón habla la boca, dice la Biblia) Hay otras cosas que no se puede ver pero siempre está infectada de malos pensamientos, deseos, acciones y aptitudes, como lo son: El alma, el espíritu, la conciencia, la subconciencia… nadie la puede tocar, no se puede operar…pero están allí…infectándose de nuestras acciones y actitudes diariamente.
Todo este cúmulo de acciones, aptitudes y actitudes nos aleja de la Fe y la Santidad que Jesús quiere que tengamos cada uno de los habitantes de esta tierra ante los ojo del Todopoderoso. Quiero decirte: Jesús todavía está sentado a la derecha del Padre, como nuestro abogado en el cielo. Somos nosotros los que no sabemos acercarnos al Trono de la Gracia como Dios nos los ha mostrado en su palabra: La Biblia.

De seguro te estarás preguntando: ¿Quién tiene la culpa de que eso ocurra? En primer lugar TÚ, porque Dios te ha dado el poder para conocer su palabra y tú te haz alejado de ella por no leer, estudiar y meditar en ella. Eres tú, el que te irás al infierno, la Biblia dice: “Por desconocimiento padece mi pueblo”, además dice: “El pecado de los padres los hijos los heredan hasta la tercera y cuarta generación”
En segundo lugar, los que enseñan la palabra de Dios, osean los que se hacen llamar pastores, sacerdotes, reverendos, obispos, monseñores, ministros y hasta apóstoles. Estos últimos prefieren las añadiduras (Riquezas materiales, auto, casa, viajes, trabajo, salud financiera) que enseñar al pueblo “Buscar el reino de Dios y su justicia” la cual significa enseñar Santidad y Fe. Desglosemos un poco el significado de Fe, primeramente
1.Fe significa confianza en Dios
2.Fe significa obedecer a Dios y a su palabra
3.Fe significa Temor a Dios
4.Fe significa arrepentirse diariamente de los pecados cometidos para así, acercarnos al trono de la gracia, demostrando así que somos una nueva criatura
5.Fe significa aceptar a Cristo y al Espíritu Santo como Dios y que estos son uno con el Eterno Señor Todopoderoso, creador de los cielos y la tierra

Ahora escudriñemos lo que es Santidad:
1.Santidad significa consagrado a Dios
2.Santidad significa apartado por y para Dios
3.Santidad significa dedicado para Dios

Estas tres cosas es por la cual tu respiras hasta hoy y por la cual Dios te dio la vida. Tú necesitas ser santo como Dios es Santo y sólo así lograrás ver a Dios, de lo contrario irás al infierno y conocerás el lago de fuego donde estará el diablo y satanás y muchos de tus amistades que hoy se jactan de ser poderosos pecadores (Si quieres leer más sobre esto te invito a leer Levítico 20:7, Juan 7: 14, Hebreos 2:11

Por Juan Quintero
De http://www.panamae.com
El portal que Transforma Vidas