Consumismo y la ira de Dios

Consumismo y la ira de Dios

consumismoLa falta de Conocimiento en este tiempo de la Palabra de Dios, es cada día más grande, inclusive en aquellos que se hacen llamar cristianos pero que con sus acciones y aptitudes niegan la existencia del que tiene misericordia desde la eternidad hasta la eternidad, provocando así la ira del que nos permite respirar hasta hoy.

Los hombres y mujeres de hoy negamos a Dios constantemente tanto de palabra como de obras, sólo mira lo que dice la Epístola del apóstol Pablo a Tito:

Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, en cuanto a toda buena obra” Tito 1:16

La vagancia espiritual del ser humano de hoy, incluyendo a los hispanos parlantes, da muestra que Dios se está alejando de sus vidas, hogares, finanzas y de sus futuras generaciones. Ellos creen que conocen a Dios, porque van a la iglesia de vez en cuando, oran cuando tienen una necesidad personal, piden a Dios que los ayude cuando se meten en problemas de todo tipo como: deudas, relaciones desiguales, asistiendo a lugares que saben que no son agradables a los ojos de Dios, roban, mienten, chismean, y los más osados todavía se tiran las cartas, leen horóscopos, fuman, van a los hipódromos, casinos, y hasta adulteran y fornican. ¿Cree realmente que Dios puede ser burlado? Cada uno de estos actos Dios lo considera abominable. Dios considera a cada uno de estas personas como gente rebeldes. Quiero que sepas, Dios no puede ser burlado. La palabra de Dios nos habla directamente a nosotros diciendo:

Preséntate tú en todo como ejemplo de buenas obras,.., mostrando integridad, seriedad,…de modo que el adversario (el diablo) se avergüence y no tenga nada malo que decir de vosotros” Tito 2: 7, 8.

La falta de integridad en este tiempo es muy común, llamándole a lo malo bueno y a lo bueno malo. La falta de seriedad que traducido significa responsabilidad, tanto en adultos como en jóvenes se observa en toda la sociedad de estos tiempos. La causa: Falta de Dios en los corazones de la humanidad de hoy.

El hombre y la mujer de hoy está más por las cosas que se ven que por las que no se ven, lo cual causa la ira de Dios. Los seres humanos de hoy no saben que lo que se ve es producto de lo que no se ve, lo que habla tú boca es producto de lo que está en tú corazón, si tu corazón es bueno, hace cosas buenas y habla cosas agradables a Dios, pero si tú corazón es malo, hace cosas desagradables a Dios como las detalladas arriba. La Biblia dice:

Mirad, pues, con diligencia cómo andáis, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos, por tanto no seáis insensatos…” Efesios 5: 15-17

Dios siempre nos muestra dos caminos, el de él y nosotros siempre escogemos el camino que no proviene de él sino del diablo…Duro de servís es la forma como Dios nos llama, sabiendo hacer lo bueno hacemos lo malo, es otra de las forma como nos habla Dios en su Palabra.

Quiero decirte que el mal uso del dinero no proviene de Dios. La forma irresponsable como te endeudas, tampoco proviene de Dios, la forma insensata de malgastar los recursos financieros en lujos que no necesitas no proviene de Dios. Pero cuando no puedes con la irresponsabilidad tuya entonces acudes a Dios para que te saque de tus rebeldes decisiones y hasta pides oraciones en busca de ayuda a tus irresponsabilidades y mal manejo de tus finanzas. ¿Te duele escuchar esto, cierto? Pero no culpes a Dios, porque fuiste tú y sólo tú quien tomó la decisión de ser un consumista y no un sabio manejador de los recursos que Dios pone en tus manos.

Dios es un Dios de planes, y somos hechos a su imagen y semejanza, pero él nos dio libre albedrio o sea tomar decisiones, puso delante de nosotros la vida y la muerte, la vida significa manejar bien los recursos que él pone en nuestras manos, y la muerte, es seguir las tendencias consumistas del momento y no hacer provisiones para futuras necesidades. Gastar más de lo que Dios pone en nuestras manos es pecado, porque estamos negando el poder de Dios, le estamos diciendo a él que no nos interesa su palabra o sea lo que dice la Biblia, le estamos diciendo que él no es nuestro Dios y que nuestro dios es lo que vemos y lo que queremos hoy. Es tiempo de desechar esas malas acciones y enderezar el barco de tus finanzas que está muriéndose por tus propias malas decisiones.

bibliaSi realmente deseas mejorar tu vida de acuerdo a la palabra de Dios- La Biblia- tus áreas financieras entonces tienes que leer y estudiar la Palabra de Dios, y ella te hará libre en forma total. Cuando me refiero en forma total, significa que no solo de la deuda económica, sino de la deuda espiritual que hoy inunda de insatisfacciones tu vida, tu hogar, y hasta toda tu familia.

Ser transformado por el poder de la Palabra es lo que Dios quiere hacer en ti.
Por Juan Quintero /Director de http://www.panamae.com

Anuncios